Quiché Lorraine

noviembre 19, 2012 en Blog, Recetas

Un quiché, o una quiche, es una tarta salada originaria de Francia. La quiche Lorraine se prepara únicamente con huevo, nata y panceta. Cuando se añaden más ingredientes deja de ser Lorraine y adopta otros nombres.

Ingredientes:

- 1 rollo de masa quebrada

- 250 ml nata líquida (para montar o cocinar)

- 4 huevos

- Sal, pimienta, nuez moscada

- Bacon o panceta

Preparación:

- Mientras se prepara el relleno, calentar el horno a 220º.

- Extender la masa quebrada y forrar un molde de aproximadamente 20 cm. Pinchar la masa para que no forme burbujas y hornear unos 10 minutos para que se cocine la base sin llegar a dorarse.

- Saltear el bacon o panceta cortado en trozos pequeños.

- En un bol mezclar los huevos y la nata líquida. Salpimentar y añadir una pizca de nuez moscada. Verter la mezcla en el molde con la base prehorneada.

- Cocinar en el horno entre 15 y 20 minutos o hasta que la tarta esté dorada, segun la potencia del horno.

- Se puede comprobar si está cocida pinchando el centro con un palillo o con un pincho de metal, estará listo cuando el pincho salga limpio.

- Una vez horneado dejar enfriar y servir.

Sugerencias de presentación:

- Una quiche puede servirse entera en el centro de la mesa o dividirse en porciones y acompañar con canónigos o brotes verdes de mezcla de lechugas aliñados con reducción de vinagre de módena.

Posibles modificaciones:

- Podemos añadir más ingredientes a la quiche (jamón, queso, atún, etc) pero dejaría de ser una Quiche Lorraine.

- Si se desea se puede espolvorear queso rallado sobre la quiche para que se gratine.

- Se puede utilizar hojaldre para la base, pero habrá que pinchar la base para que no suba al hornearlo.

Maridaje:

El maridaje que proponemos ante una quiché lorraine, teniendo en cuenta que es plato de una estructura sensualmente esponjosa, con un pícaro toque salino gracias la panceta. Creemos que puede ser seducido por un vino blanco, joven, afrutado y con una cierta presencia de carbónico.

Con estos parametros directamente nos vamos a visitar el País Vasco y su gran variedad de Txacolís que cumplen con todos los requisitos.

Destacamos entre todos ellos y por ello lo elegimos para maridar la quiché al K5 Arguiñano.

Si buscamos un maridaje realmente distinto y diferente, os presentamos un maridaje con un cierto punto canalla realmente divertido. VEUT una garnacha refrescante, muy fresca, ligera y llena de burbujas y de poca graduación, procedente de Cariñena.