Receta de Queso de cabra gratinado con vinagreta de piquillos.

Este es un entrante o primer plato que sorprenderá y enamorará a los amantes del queso.
Es sencillo de elaborar y admite modificaciones, lo que permite que se pueda preparar en caso de visitas sorpresa y que lo adaptemos al gusto de nuestros invitados.

 

Receta de Queso de cabra gratinado sobre remolacha con vinagreta de piquillos.

 Ingredientes para 2 personas:

- 2 cortadas de queso de cabra
- 2 rebanadas de pan de molde
- 1 remolacha cocida
- Miel

Para la vinagreta:

- 2 pimientos del piquillo
- Aceite
- Vinagre de Jerez
- Sal

Preparación:

- Encender el grill del horno a máxima temperatura.

- Cortar la remolacha en rodajas no muy gruesas y dejarlas escurrir.

- Tostar las dos rebanadas de pan de molde y una vez tostadas cortarlas en forma de círculo del tamaño del queso de cabra.
Poner unas gotas de aceite de oliva en el pan.

- Sacar de la nevera el queso de cabra (debe estar bien frío) y pintar la superficie con un poco de miel.

- Colocar cada cortada de queso de cabra sobre una tostada de pan.

- En un vaso para la batidora (o en una termomix) triturar los 2 pimientos del piquillo, y una vez triturados añadirles un pellizco de sal, 2 cucharadas de vinagre de Jerez y 6 cucharadas de aceite de oliva. Triturar todo de nuevo y conservar.

- Introducir en el horno las tostadas con el queso de cabra, colocar en una bandeja con papel antiadherente lo más alto posible en el horno y vigilar para que símplemente se dore la superficie, si lo tenemos demasiado tiempo en el horno el queso se fundiría.

- Sacar del horno las tostadas y rápidamente montar los platos: colocar las rodajas de remolacha en el centro del plato para que sean la base sobre la que colocaremos la tostada. Por último aliñar con la vinagreta de pimiento del piquillo y servir templado.

 

Sugerencias de presentación:

- Se puede rodear la tostada con la vinagreta, de modo que si a algún comensal no le gusta puede comer sin mezclarlo.

- Si utilizamos pan de molde de semillas, o una rebanada de pan de pueblo, el sabor mejorará mucho.

- Para gratinar el queso de cabra se puede utilizar un soplete de cocina, de esta forma no nos arriesgaremos a que se derrita el queso.

- Si vamos a gratinar el queso de cabra en el horno, un truco es congelarlo previamente, así tendremos más margen de tiempo y podremos preparar la vinagreta, o decorar los platos, mientras se gratina el queso y sin temor a que se nos funda rápidamente.

- Esta receta se podría acompañar con unas anchoas colocadas sobre el queso de cabra pues encajan muy bien con la combinación de sabores que proponemos.

Posibles modificaciones:

- Se puede sustituir el queso de cabra por queso brie o cammembert, el plato tendrá un sabor mucho más suave.

- Si no te gustan los pimientos del piquillo una vinagreta del miel y mostaza también quedará genial con este plato.

Maridaje:

El maridaje tradicional ante un plato como este, sería un vino blanco muy seco y a la vez afrutado, entraría dentro de este ámbito, vinos de variedades como la Sauvignon Blanc, la Viognier o la Chenin Blanc con cierto paso por madera para darle un toque más seco.

Propondríamos por ejemplo La Calma 2009 de Can Rafols dels Caus.

Pero nos gustaría proponeros algo diferente y muy nuestro, para maridar un plato como este de sabores potentes pero muy finos nada mejor que un vino de Jerez, un fino casaría perfectamente con este plato, incluso la Manzanilla de Jerez haría una armonía perfecta si acabamos acompañando el plato con unas anchoas.

Os recomendamos el Fino Classic de Fernando de Castilla.

 Receta de Queso de cabra gratinado sobre remolacha con vinagreta de piquillos.

Posted on julio 25, 2012

1 Comment

  1. Elena dice:

    Que buena pinta!! Muy original además, tendremos que probarlo.

Leave a comment

Switch to our desktop site